Investigan muerte de un bebé de 4 meses en un jardín del Distrito en Bosa

Las autoridades en Bogotá investigan la muerte de un bebé de 5 meses en un jardín de la localidad de Bosa. El niño había sido dado de alta en el hospital de esa localidad luego de permanecer internado desde el pasado lunes.

Se confirmó que los padres del bebé son venezolanos. Su padre,Jonathan Medina llegó hace un año a Bogotá y su esposa, Graciela Taveras en junio del año pasado. El niño nació el pasado 8 de septiembre en el Hospital de Bosa y este viernes cumplía 5 meses.
Hay dos versiones en el caso, la primera del Distrito en la que asegura que el niño estaba enfermo desde el pasado lunes, hecho que fue notificado a su madre.  Ella lo trasladó al Hospital de Bosadonde permaneció hasta el miércoles en la noche cuando fue dado de alta.

A través de un comunicado, la Secretaría de Integración Socialconfirmó que «ayer retornó tras haber sido dado de alta y presentó complicaciones pasado el mediodía. De manera inmediata, se llamó a la ambulancia. Los paramédicos al llegar indicaron que el niño ya había fallecido”.

Sin embargo, la madre del menor aseguró que el malestar del pequeño inició por la picadura de un insecto.

El niño fue picado por un insecto en la barbilla cuando estaba en el jardín el lunes, yo lo llevé al médico y estuvo hospitalizado. Lo recibieron ayer en el jardín diciéndome que yo tenía que aplicarle los medicamentos para la picadura”, sostuvo Graciela Taveras, la mamá.

A las 10:30 de la mañana de este jueves, Graciela fue hasta el jardín para aplicar estos medicamentos y estuvo un rato jugando con él. Luego se fue y unas horas después, pasadas las 2:30 de la tarde la llamaron del jardín. Ella asegura que subió y encontró al bebé morado en un mesón.

“Para mi sorpresa subo al jardín y encuentro a mi hijo, muerto en un mesón y la información que ellos me dan, es que el niño tenía 15 minutos de haberse muerto. El médico de la ambulancia me dijo a mí, me encerró en un cuarto y me dijo que cuando había llegado él, ya no podía hacerle la maniobra de resucitarloporque ya l estaba muerto y que cuando llegó, el niño ya debía tener una hora al menos de muerto”, sostuvo Taveras.

La mujer explicó que, de haber presentado una afección respiratoria, como le dijeron en el Jardín, «es claro que el bebé tendría que haber presentado síntomas con anterioridad«, pero cuando ella entregó al niño no las presentaba.

Por su parte, el Distrito confirmó que está a la espera del dictamen de Medicina Legal para esclarecer los hechos en los que falleció el pequeño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *