El desafío de Egan Bernal como cabeza del Sky en el Giro de Italia

Después de ser el gran apoyo de Chris Froome pero, sobre todo, de Geraint Thomas en el Tour de Francia que ganó este último, el Team Sky le entregará este año al colombiano Egan Bernal la responsabilidad de ser el líder del equipo en la primera de las grandes del 2019, el Giro de Italia.

El reto es grande: Sky defenderá la corona que Froome obtuvo en el 2018. Era la primera vez que la escuadra británica obtenía el título. Lo más cerca que había estado fue en 2013, cuando Rigoberto Urán fue segundo, a 4 minutos y 43 segundos de Vincenzo Nibali. Ahora, el Sky le pone sus fichas a otro colombiano.

“El Giro es una carrera que me gusta. Viví en Italia tres años, por lo que tengo muchos amigos allí y me gustan mucho los fanáticos italianos. Conozco las carreteras y quiero hacer una buena carrera”, dijo Bernal, que el próximo 13 de enero cumplirá 22 años.

El zipaquireño, antes del reto del Giro, defenderá el título del Tour Colombia 2.1, que se correrá del 12 al 17 de febrero, en una carrera en la que el Sky también contará con Froome. “Estoy muy emocionado de hacer el Tour Colombia. ¡Será la primera carrera con Froome allí, así que queremos hacerlo bien. Estaré en casa y quiero hacer una buena carrera para los aficionados, para mi familia y para Colombia”, declaró Bernal en la página oficial de su equipo.

Por su parte, Froome explicó así su decisión de no defender la corona en el Giro. “Tengo algunos recuerdos sorprendentes del año pasado, pero creo que, con el Tour de Francia como mi principal objetivo, probablemente sea mejor que me salte el Giro de Italia en el 2019”, dijo. “Estoy llegando al punto en mi carrera ahora en el que estoy empezando a pensar qué tipo de legado quiero dejar atrás y si puedo ganar el Tour de Francia por quinta vez y unirme a ese grupo de élite de ciclistas sería increíble, solo cuatro personas más lo han hecho”, agregó.

El panorama

Llama la atención la confianza que el Sky deposita en Bernal, que solamente ha hecho una prueba de tres semanas en su carrera, justamente, el Tour del año pasado, en el que le alcanzó, además de su arduo trabajo para Thomas y Froome, para terminar en el puesto 15 de la clasificación general. Ahora, en su primer Giro, será el líder.

Sin embargo, no será una carrera fácil para él, ni para ninguno de los integrantes del posible ramillete de candidatos al título. Si bien habrá siete etapas con llegada en ascenso, entre ellas cinco de alta montaña, también deberá afrontar, en tres fracciones, 58,7 kilómetros de pruebas contrarreloj (véanse altimetrías). Una de esas fracciones de escalada incluye el paso, el mismo día, por el Gavia y el Mortirolo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *