VIH: cómo Miami se convirtió en el “punto más caliente” del virus de todo Estados Unidos

Hace unos años, a Daniel (nombre ficticio) se le vino abajo su sueño americano.

Había llegado a Estados Unidos desde su país caribeño persiguiendo la vida que se imaginó desde niño y, de pronto, se topó con un problema para el que creía estar protegido: el VIH.

“Soy homosexual, siempre lo supe y siempre me protegía (…). Fue una sorpresa grande”, explica desde el otro lado del teléfono, recordando el momento en el que le diagnosticaron el virus.

Daniel habla con BBC Mundo sin tapujos, aunque prefiere resguardarse en el anonimato por el estigma que aún pesa sobre aquellos que viven con VIH, en pleno siglo XXI.

Su familia no conoce su situación y tampoco muchos de los que le rodean en Florida, donde reside desde hace 13 años. Por eso nos pide que mantengamos ocultoalgunos detalles que puedan identificarle.

Este latino de mediana edad, dedicado al sector de la aviación, asegura que se contagió en Miami, la turística urbe en el sureste del país conocida mundialmente por sus kilométricas playas y su mezcla de culturas.

Su caso arroja luz sobre una cara oculta de la ciudad: su grave problema de VIH.

“Miami no es solo el epicentro de esta epidemia (de VIH/sida) en Estados Unidos: es el epicentro del epicentro”, advierte Mario Stevenson, líder en investigación en este campo en EE.UU. y director de la división de enfermedades infecciosas de la Escuela de Medicina Miller de la Universidad de Miami (UM).

El área metropolitana de Miami (que además de Miami incluye Fort Lauderdale y West Palm Beach) lidera el ranking de nuevos diagnósticos de VIH en comparación con otras zonas similares del país, según el último estudio realizado por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), con datos preliminares de 2017.

Tiene un promedio de 35,3 casos por 100.000 personas, lo que duplica o casi triplica a otras grandes áreas metropolitanas de Estados Unidos como Nueva York o Los Ángeles.

Alrededor del 45% de los nuevos diagnósticos que se registraron en el área metropolitana de Miami en 2016 fueron de hispanos/latinos, lo que no es de extrañar ya que alrededor del 45% de la población del área pertenece a esa comunidad (y ese porcentaje supera el 70% en lo que es solo la ciudad de Miami).

Mario StevensonDerechos de autor de la imagenUNIVERSIDAD DE MIAMI (UM)
Image captionStevenson trabaja en encontrar una cura para el virus.

“Existe la percepción de que el VIH es algo que está bajo control. ‘No hay más riesgo, todo el mundo está en tratamiento, esto es Estados Unidos’… Nada más alejado de la realidad”, sentencia el doctor Stevenson, quien trasladó su investigación sobre una vacuna para el virus de Massachussets a Miami para trabajar desde la zona más afectada.

Los expertos no coinciden en una sola razón para explicar esta situación y apuntan a un cúmulo de circunstancias.

Por un lado, el flujo de turistas.

“Muchos de ellos no conocen el riesgo en términos de VIH, así que la gente viene de vacaciones, quiere pasárselo bien, y son vulnerables, no se protegen y se exponen a ser contagiados”, explica el especialista de la UM.

“Luego, en términos de población, tenemos una alta incidencia de personas sin techo, problemas mentales, abusos de sustancias; y luego están las tremendas disparidades étnicas, por lo que los mensajes que damos para educar a la población o para que se protejan a veces no llegan bien en todos los idiomas”, resume.

Miami es el epicentro del epicentro de la epidemia de VIH/sida en Estados Unidos”

Mario Stevenson, Escuela de Medicina Miller de la Universidad de Miami

Pese a que actualmente existe un tratamiento para el VIH, el llamado tratamiento antirretroviral, que puede convertir el virus en indetectable e impedir que se transmita, el problema en Florida es que hasta un 20% de personas que viven con el virus no lo saben, destaca Stevenson.

En 2016, el gobierno impulsó un plan para frenar los contagios y reducir el número de muertes relacionadas con el sida, que se hizo eco de algunas de las recomendaciones del equipo de este médico.

La estrategia gubernamental se centra en expandir las pruebas, dar acceso fácil a tratamiento y a métodos de prevención como la Profilaxis Preexposición (PrEP) -un fármaco que previene el contagio por VIH- y aumentar la concienciación, especifica el Departamento de Salud de Florida en un comunicado enviado a BBC Mundo.

 

 

 

https://www.bbc.com/mundo/noticias-46376301

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *