Presidente Duque ¿Colombia tiene parlamento o congreso?

Presidente Duque ¿Colombia tiene parlamento o congreso?

2018-10-23 Desactivado Por admin

Presidente Duque ¿Colombia tiene parlamento o congreso?

A raíz de las declaraciones del presidente Duque desde Italia acerca de la eliminación de la doble tributación entre Colombia e Italia dijo “estamos esperando que el parlamento colombiano y el parlamento italiano aprueben …” me surge la duda, pues tengo entendido que las naciones con presidente tienen congreso y las naciones con primer ministro son quienes tienes parlamento.

Para ello recurrí a la columna del Luis Fernando Álvarez de enero 29 de 2016 en El Colombiano que dice:

PARLAMENTO O CONGRESO

No se trata de un juego de palabras, sino de dos términos que de manera genérica identifican al órgano encargado de hacer leyes y ejercer control político. Sin embargo, en la realidad institucional ambos se encuentran en el origen de dos sistemas específicos y diferentes de gobierno: el parlamentario y el presidencialista.

Entre las discusiones que con alto contenido académico debe suscitar el pos acuerdo, se presenta la concerniente a la forma de gobierno adecuada para administrar los nuevos requerimientos de una sociedad que debe aspirar a cambios fundamentales para una paz duradera. La reflexión sobre cuál de los dos sistemas es mejor, también se ha suscitado debido a la dificultad que actualmente se vive en España para la conformación del nuevo gobierno.

En términos generales, el sistema parlamentario se caracteriza por una gran actividad en el ejercicio del control político, pues el primer ministro, quien es jefe del gobierno y de la administración, normalmente es designado por el jefe de Estado (monarca o presidente), de acuerdo con la composición política del parlamento, de manera que es normal que el nombramiento recaiga en la persona del director del partido o grupo de partidos que conforman la mayoría en el parlamento, en caso de que ninguno la alcance individualmente. Esta dinámica hace que exista una gran lealtad partidista y una especial preocupación por la conformación de partidos grandes en estructura e ideología. Es tan importante la sujeción de la administración a las fuerzas mayoritarias en el parlamento, que cualquier manifestación política en contra del gobierno, como la aprobación de una moción de censura, obliga la dimisión del primer ministro y la convocatoria de nuevas elecciones para reconfigurar las fuerzas políticas del Legislativo.

No sucede lo mismo en el sistema presidencialista. Este se caracteriza por la supremacía del gobierno sobre el Congreso. En efecto, el presidente de la república es, al mismo tiempo, jefe de Estado, de gobierno y de la administración; su elección es determinante y orienta las fuerzas políticas en el Congreso, cuya composición y actividad están determinados por la orientación política que imparta el presidente, lo que hace que el control político sea prácticamente nulo y que por convicción o conveniencia, los miembros del Legislativo busquen acceder a los propósitos y prebendas del gobierno.

Así las cosas, es menester reflexionar sobre la conveniencia futura de uno u otro sistema. El sistema presidencialista supone un gran caudillismo, para algunos, necesario; para otros, inconveniente, a la hora de reorganizar las fuerzas del país. El sistema parlamentario, por la hegemonía del parlamento y los partidos, garantiza mayor pluralidad, equidad y control; para muchos un esquema deseable para una sociedad en posconflicto. Habría que evaluar, de acuerdo con nuestra cultura política, cuál de los dos sistemas permite construir acciones políticas más efectivas para una sociedad con nuevos retos para la convivencia. También habría que examinar si nuestra sociedad puede alcanzar la disciplina que exige la imposición de un sistema donde las ideas priman sobre los caudillos.

* Exmagistrado y expresidente del Consejo de Estado. Decano de la Escuela de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad Pontificia Bolivariana.



https://laguiacundinamarca.com/noticia/19627/presidente-duque-colombia-tiene-parlamento-o-congreso