“Siento que mi hijo está vivo”: madre de Albertico

“Siento que mi hijo está vivo”: madre de Albertico

2018-10-12 Desactivado Por admin

La recompensa por información que conlleve a ubicarlo fue aumentada a $70 millones. Se intensifica la búsqueda en Minca.

Mientras todo un ejército interinstitucional busca por aire y tierra  a Alberto Cardona, de 6 años, desaparecido hace 21 días en la Sierra Nevada de Santa Marta, en la jurisdicción de Tigrera, una vereda del  corregimiento Minca, Juliana Sanguino, la madre, no pierde las esperanzas y con fe asegura “presiento que mi hijo está vivo”.

Fortalecida por el amor de sus otros dos hijos –también menores– la mujer ansía escuchar lo que desde hace rato espera y es el aviso de que Alberto fue encontrado sano y salvo.

“Lo estoy esperando con todo mi amor y los brazos abiertos”, manifestó sollozante.

Agregó  que “lo único que quiero ahora es abrazarlo y besarlo, pero también prepararle su comida preferida: espagueti”.

A Juliana se le ve fuerte, habla con todo el mundo, realiza sus diligencias personales, va a la iglesia, atiende a sus otros dos hijos, colabora en la búsqueda y no rehúsa a las preguntas de los periodistas. De ahí que se hayan dado comentarios en el sentido de que “está tranquila”.

“Quizás me ven bien por fuera, pero no saben lo que llevo por dentro”, anotó.

En las últimas horas una noticia acrecentó más las esperanzas de Juliana, luego que el comandante de la Policía Metropolitana de Santa Marta, coronel Gustavo Berdugo, fuere informado de que alguien en Minca tendría noticias sobre el paradero del menor.

$70 millones 

El titular de la Dirección Antisecuestro y Antiextorsión de la Policía Nacional, brigadier general Fernando Murillo Orrego, le hizo saber a la madre y por su conducto a toda su familia que “Alberto también es preocupación del Gobierno nacional y la fuerza pública”.

Dijo que todos los esfuerzos institucionales se están dando con el fin de encontrar al pequeño. “Hoy le decimos a la señora Juliana que hay un compromiso institucional”, precisó el alto oficial.

Indicó que a los $10 millones de recompensa que ofreció la Alcaldía Distrital y los otros $10 millones de la Gobernación del Magdalena, se sumaron $50 millones más de la Policía Nacional, lo cual significa que la gratificación por quien suministre información que conduzca a la ubicación del niño es de $70 millones.

Murillo Orrego comentó que nunca el Estado le ha dado la espalda a este caso y explicó que, en primera instancia, se buscaban los cuerpos (el del padre e hijo) posiblemente arrastrados por una quebrada.

“Cuando pocos días después de reportarse la desaparición  se encontró sin vida al papá y luego que Medicina Legal confirmara que presentaba herida con arma de fuego, ahí cambió la búsqueda de socorro a una de desaparición forzada”, dijo el oficial.

La desaparición de Alberto Ramón Cardona, (el padre)y de Albertico (el hijo) se produjo el 20 de septiembre cuando regresaban a casa después de recibir en la escuela el informe de notas de sus otros dos hijos. Cuatro días después fue encontrado el cuerpo sin vida del adulto, sin que se supiera nada del niño.

El comandante de la Policía Metropolitana de Santa Marta, coronel Gustavo Berdugo, dijo que pese a que no hay nada concreto sobre la muerte del padre, reveló que se investiga una presunta amenaza en su contra por parte de un vecino.

En las jornadas que se adelantan para encontrar pronto al pequeño han participado de manera comprometida y entusiasta integrantes de las instituciones como la Defensa Civil, Bomberos, Alcaldía, Ejército, Armada, Policía, Fiscalía y la comunidad residente en Minca.

Perros especializados buscarán al niño

 

La Procuradora (e) del Magdalena, Ligia Morales Amadís, solicitó que perros especializados en búsqueda de cadáveres apoyen las labores de búsqueda que realizan las autoridades para encontrar al niño Alberto Cardona Sanguino, de 6 años, desaparecido hace 21 días.

“Se deben gestionar todos los perros que sean posibles para buscar personas enterradas, para descartar técnicamente el peor escenario que podemos tener aquí: que el niño esté muerto”, manifestó Morales durante la reunión que sostuvo en la tarde del jueves en compañía de la gobernadora del Magdalena, Rosa Cotes; el coronel Gustavo Berdugo, jefe de La Mesan; el brigadier general Jairo Leguizamón, comandante de la Segunda Brigada; representantes del ICBF y miembros de Infancia y Adolescencia.